Entrevista a Alex Martin. Repaso a 30 años de carrera musical

Dentro de nuestra escena electrónica Alex Martin es un nombre imprescindible. Podríamos llamarle el hombre de las mil caras.. y los tantos estilos a los que ha contribuido … techno, hard trance, breaks, tech house, techno jazz, ambient, idm, drum’n’bass, acid, electrónica downtempo, IDM, house de influencia underground, techno de corte minimalista, además de otros géneros y subgéneros en los que ha desarrollado su carrera profesional, que le han llevado a poder trabajar con sellos decanos de la música europea electrónica como han sido F:Communications, Pagoda, Playhouse, Klang, Pod, Minifunk, Cosmos Records, Hypnotism y con artistas de la categoría de Atom Heart, Acid Jesus, Dandy Jack o Pink Elln.

Además de músico, se ha involucrado en otras facetas como productor, remixer, editor, ha gestionado Higlamm Phonographics su sello. Siempre acompañando su vertiente didáctica y de divulgación, ejerciendo de mentor y profesor de producción. Además de ser embajador de varias marcas relacionadas con la industria musical y tecnológica. Con una ecléctica y dilatada trayectoria a pie del cañón, como ejemplo la cantidad y constante de sus trabajos editados. Un ejemplar único de su época que se ha mantenido

activo en la escena musical y discográfica. Aprovechamos la edición en vinilo de ”Alex Martin – Classics 1994-1998” segunda referencia de Canela en Surco para tener una conversación con él.

Desde Cerdanyola del Valles un viaje musical con escalas en Detroit, Frankfurt, Barcelona, Chicago, Rio, Tokio o Londres. Esencia que ha marcado hasta el momento casi tres décadas de carrera artística.

Quería comenzar la conversación agradeciendo las facilidades para realizar el encuentro. Además de darte mi enhorabuena por tu trayectoria, puedes estar orgulloso de tener una dilatada y prolífica carrera musical 30 años después de tus comienzos. A día de hoy atesoras una gran cantidad de discos, canciones y música creada, muchas auténticas perlas musicales. Una cosa nos queda clara, conociendo tus ganas y dedicación seguro que seguirás con tu trayectoria mucho más tiempo.

Siendo adolescente con 12-13 años comenzaste a trastear con tu primer teclado, un sintetizador JEN SX 100 pensaste en algún momento que podías dedicarte a esto en el futuro??

No solo lo pensaba, tenía clarísimo que quería hacer de la música mi profesión.

Explicanos un poco que se va a encontrar el oyente cuando aborde los cortes del doble disco compilación de tus clásicos comprendidos entre 1994-1998. Temas de estos cuatro alias o seudónimos que utilizas, Sideral, Alex Martin, The Fat Db y A3K. Que destacarías de cada uno de ellos y qué diferencias podemos apreciar entre los diferentes tracks.

Bueno, es muy difícil describir cada tema por separado. Necesitaría un montón de espacio de esta entrevista para hacerlo. ​Es por eso que hemos realizado un texto que se incluye en el

disco, en el que se explica cada tema por separado. En cuanto a las diferencias, vendrían a ser de estilo, reflejando el momento de mi vida. A principios de los 90 la música electrónica se consolidabacomoungénero compuestode1000estilos.Mividatranscurríaentreelestudioy

el club.​ ​Lo que recogía al salir de fiesta lo reflejaba inmediatamente en mi música.

En la selección de temas elegidos para la compilación editada por Canela en Surco, “ Alex Martin – Classics 1994-1998” despliegas todo el arsenal sónico clásico de los 90. Máquinas clave en el desarrollo y concepto de lo que conocemos como música electrónica en todos los múltiples y variados estilos. Roland TR-909, Roland Alpha Juno 2, Roland TB-303, Roland Juno 106, Roland MC-202, Roland MKS-70, Ensoniq EPS 16+, Roland JD 800, MAB-303, Ensoniq ASR10, Korg MS-20. Equipos que solo leer sus nombres nos excitan profundamente. Cuéntanos más sobre los entresijos de las grabaciones con estos míticos aparatos. ¿tienes predilección en especial por alguno de ellos?

Pienso que las máquinas son nuestras iguales y las quiero y respeto cómo tal. Desde pequeño he desarrollado un apego por mis amigos de silicio que me ha llevado incluso a pensar en montar un colectivo para la defensa de los futuros esclavos sintéticos. Cada instrumento fue y es un miembro de mi familia y ocupan un lugar en mi corazón.

Sus sonidos han quedado inmortalizados en estos temas que componen nuestro imaginario colectivo. elevados, ya a categoría de legendarios.. Solo que hay que dejarse llevar por los dos temas que abren el disco Elipse y Mare Nostrum, como nos envuelven esas atmósferas, esos colchones de tono evocador acompañado de hipnóticas líneas ácidas y unas emotivas melodías. Nos hace elevarnos y despegar del suelo en un vuelo celestial hasta el último tema no sin otro remedio volvemos a tocar suelo tras dicho viaje sonoro. ¿Tienes algún cacharro inamovible del estudio?

Pues quizá sorprenda mi respuesta, pero mi máquina inamovible de mi estudio es el Commodore 64. Un microcomputador casero que tiene un chip de sonido de 3 voces analogicas y filtros programables llamado SID 6581. Hay músicas mías creadas en ese entorno super retro y oscuro que forman parte de alguna producciones muy underground. Algo llamado “crack intros” y “demoscene”…

Otra cosa que siempre tendré en mi estudio es algo con 61 teclas (o más) de tamaño estándar que pueda tocar para seguir estudiando y disfrutando, ya sea un sinte o un piano.

A estas alturas por tus manos habrán pasado ya una gran cantidad y variedad de equipos…. tienes algún sintetizador, caja de ritmos o sampler en especial? históricamente con que equipo básico de producción te quedarías, hardware, software o las dos cosas?

El ENSONIQ EPS 16+ fue un gran compañero, tengo muchos recuerdos y aún conservo diskettes con mis “samples”.
En cuanto a la segunda parte de la pregunta, compré hace un par de años la santa trinidad de Roland en formato “boutique” y disfruto mucho con el trío TR-09, TB-03 y TR-08.

¿Cuáles han sido tus máquinas favoritas o fetiche en el estudio?

Vaya… La lista sería muy parecida a la que has listado al principio de esta entrevista. Añadiría el SH-101, JX-3P, TR-909, TR-808 y el mezclador MACKIE CR1604 y las unidades de efectos BOSS SE-50.

¿Alguno que no hayas tenido y te gustaría tener? ¿Alguna rareza o joya extraña por descubrir y poder echarle el guante?

Por suerte y por amistades que fueron generosas, por mis manos pasaron más máquinas de las que puedo recordar. Incluido un piano RHODES STAGE PIANO MKII, pero hoy en día puedes tener acceso en formato plugin a casi cualquier clásico que desees. Aún así, por pedir, me gustaría un Yamaha CS-80 o un ARP 2600, no estaría mal, esos nos los tuve. 🙂

A lo largo de los años se han desarrollado nuevas herramientas y equipos, variando la forma y la manera de hacer crear música.. has pasado por infinidad de ellas. Incluso has sido pionero también en el tema de software sería por el 1996-1997 cuando colaboraste con la gente de Propellerhead y su innovador sintetizador de software Rebirth RB-338. Recordemos que tenía (todo un adelanto de la época) dos emulaciones de sintetizadores Roland TB-303, una Roland TR-808 y también una caja de ritmos Roland TR-909. ReBirth también incorporaba mezcladores, un filtro controlado por patrón (PCF) y algunos de los efectos como delay, compresión y distorsión. Cómo fue esa aventura y cual fue tu labor exactamente?

Fue divertido, obtuve una demo y les escribí para decirles que la TR-909 tenía más de un fallo si querían que se pareciese a la original. A partir de ahí, firme un documento de confidencialidad y estuve afinando el sonido del “OPEN HIHAT” durante unas semanas con ellos.

¿Actualmente con qué tecnología estás trabajando?

Trabajo básicamente con MASCHINE y KOMPLETE de NATIVE INSTRUMENTS.

Está claro que siempre has tenido las cosas claras tras casi 30 años ya de carrera, podrías hacer memoria para nosotros hacer un repaso y darnos tu opinión de la escena barcelonesa, la española.. y la internacional.

Es una pregunta difícil de responder en unos renglones, da para un libro. Lo que sí puedo decirte es que me siento afortunado de haber vivido una adolescencia que empezó en los 80 y me llevó a vivir mi juventud en los 90. Para mi es una época dorada musical y tecnológicamente.

Que DJ, productores, artistas de música electrónica underground destacarías como imprescindibles en la escena ibera de mediados de los 90 .. explicale por ejemplo a un millennial que no tuvo la ocasión de vivir la época, ya que muchos no habían nacido o estaban por venir a este mundo.

Nombraría a Mad Mike, Jeff Mills, Laurent Garnier, Mark Bell, los hermanos Hartnoll, Uwe Schmidt, Sven Vath, Brian Dougans, Ian O’Brien, Funk D’Void… En estas listas siempre queda mucha gente fuera, ya sabes… En los 90 hubo un frente de gente que tuvo acceso a un nuevo tipo de instrumento musical super flexible llamado sintetizador y eso hizo explotar la creatividad de una generación de la misma manera que la guitarra eléctrica hizo explotar el Rock o la rueda hizo avanzar la civilización.

Creo que otra de las claves de aquella explosión fue la vida nocturna y el baile en grupo como algo básico a la hora de vivir la música.

Los discos editados por Boozo para mi entender son de lo mejor de la época (los tuyos y también las demás referencias del sello) ¿que tal la relación con Leandro Gamez y Toni Rox?

Boozo fue la bomba, un poco la madurez de un montón de gente que llevaba toda su juventud viviendo un fenómeno musical electrónico. Toni y Leandro son piezas fundamentales en mi trayectoria, eran compañeros de trabajo y amigos. Gente a la que siempre estaré agradecido y admiraré.

Siempre has defendido la dignidad del artista músico, dj; has denunciado el trato diferente solo por ser de aquí tanto en festivales como en clubs y eventos internacionales como creo que hiciste más de una vez…como en el emblemático Blue Note de Londres donde declinaste actuar por el pobre caché que os ofrecían. ¿Sigue existiendo dicha brecha?

No recordaba que decliné aquella oferta ¿El Blue Note? Que loco estaba… Y claro, era joven y militante idealista. La brecha sigue existiendo, no solo para los músicos. El despreciar nuestro propio trabajo es el deporte nacional. Así nos va…

Crees que te ha perjudicado el ser tan claro en esta postura reivindicando o denunciando la situación con la que os encontrasteis al principio de tu carrera….. ¿ha cambiado actualmente a mejor o a peor??

Bueno, echando la vista atrás y siendo entrevistado con adjetivos tan generosos hacia mi trayectoria vital, se podría decir que he tenido mucha suerte de haber podido cultivar una carrera musical en este país de pandereta. Por otro lado, yo no he sido el único que ha denunciado la situación, quizá es que no se preguntó a suficiente número de artistas y que otro buen número, callaron para llevarse la migajas… En todo caso, como te comentaba en la pregunta anterior, la cosa sigue igual más o menos.

Cualquier otro artista con tu curriculum en otra disciplina artística como el teatro o cine sería abanderado para las instituciones culturales.. ¿Te has sentido en algún momento arropado por instituciones culturales?

Volvemos a lo mismo, España no tuvo ni tiene una industria cultural fuerte, y las instituciones son un nido de chupopteros corruptos, excepto a nivel muy local, como ayuntamientos que ayudan a sus vecinos y cosas así… Nunca recibí una ayuda y puedo asegurar que me informé al respecto.

¿Qué pasa con la MÚSICA? Me quedo con la triste percepción y sensación que la música (en general no solo la electrónica) es el hermano pobre de la cultura sobre todo en España, parece que haya que dar gracias si además pretendes ganarte la vida con ello. Un agravio más es el ejemplo en Iva de los discos en comparación al 4% de los libros.

La música, la cultura, la vida, necesita de educación, desde muy temprana edad. ¿Cual es el entorno educativo de un joven hoy en día? ¿La televisión? ¿El Rubius? ¿Cuánto vale ver Youtube? Los músicos en muchos casos, son unos pobres tipos que han dedicado toda su vida a su pasión y que ahora distraen a las clases pudientes que tienen suficiente dinero para comprarse un abono en el Liceo, así resumiendo mucho y contando que quien me quiera entender, ya me entiende.

Sería necesario un total apoyo de las instituciones con el fin de consolidar una industria cultural sólida como lo es cualquier otra actividad iniciativa empresarial. además de cultura y riqueza cultural genere valor, patrimonio como han hecho por ejemplo los anglosajones. ¿como lo ves tú?

Es justo así como lo dices tú, lo que pasa es que vamos 80 años tarde y mi país se ha convertido en un lugar especializado en servir patatas bravas y cerveza. Ya no te digo la cultura, la investigación, el desarrollo tecnológico, la educación… El fallo es sistémico.

Conozco tu extensa discografía y me preguntaba si se me escapa algún disco. ¿A estas alturas que cosa no has hecho todavía y te gustaría? ¿Has realizado alguna banda sonora hasta el momento?

Acabo de terminar un trabajo para un cuarteto de flautas barrocas llamado WINDU. He incorporado algunos sonidos en su último espectáculo para teatro. Así que sigo involucrado en proyectos musicales no necesariamente electrónicos. La banda sonora, es algo pendiente, pero hice media banda sonora para LA FURA DELS BAUS hace unos años.

Hasta ahora claro hablamos de material editado pero la pregunta es que tendrás guardado, ¿Tienes algún disco o temas que se quedaron en el tintero por algún motivo y no salieron al mercado?

Tengo mucho de eso, y cosas que no están necesariamente orientadas al baile o al club, como intentos de techno-pop a la YMO y cosas en plan contemporáneo. Tengo por ahí un álbum de Drum & Bass que probablemente regale algún día y me gustaría grabar algo en plan “piano solo”.

¿Cuáles han sido tus influencias musicales, seguro que múltiples y variadas, no?

Muchas, rock sinfónico, clásica contemporánea, electrónica, mucho jazz…

Como ves la evolución de los festivales nacionales como internacionales. (pre covid-19) Barcelona se había conseguido posicionar como ciudad de festivales ofreciendo durante parte del año infinidad de propuestas. ¿Crees que se apuesta por el artista internacional sobre todo?

Bueno, hay mucho internacional, pero también hay mucha gente del pais, lastima que no me llegan emocionalmente como para que tenga interés.
En todo caso, me alegro por las personas que trabajan y se ganan la vida en estos festivales.

¿Qué fue el proyecto ALEX MARTIN ENSEMBLE? Un nombre al más puro estilo de las formaciones clásicas de jazz. Pon en situación al lector que nunca lo haya escuchado. Que se puede encontrar en trabajos como “Come Into Cosmo” (Cosmos Records), “Join The Band!” (Different-PIAS) “Tres” (Cosmos Records). En mi opinión fueron una saga de tres discos innovadores y exquisitos, una amalgama de música electrónica y jazz, donde tenían cabida músicos como Manel Gil, Edu Tubau o Rudy Gnutti y que con sus instrumentos ejecutaron con maestría a unas composiciones frescas a la par que elegantes y sensuales. Contaste con la colaboración en algunas piezas del guipuzcoano Javier Vicente Calderon, conocido también como Javi P3z, Digi Onze o Elektropez entre otros proyectos salidos de su particular universo que componían Nuphonic (sello), Loreak Mendian (tienda mari kalea) y Etxekalte (Danz Klub) un triángulo cultural donostiarra. Incluso te atreviste a cantar en algunos cortes ¿cómo definirías esta trilogía de discos?

Bueno, fue un sueño hecho realidad. Siempre quise salir del circuito estrictamente de baile y aportar algo de lo que había recogido de gente como Herbie Hancock, Chick Corea, Stanley Clarke, Joe Zawinul y otros clásicos del jazz contemporáneo, incluso del más antiguo. Poder grabar esos discos en estudio con músicos reales y todo lo que ello conlleva fue un gustazo.

Con ALEX MARTIN ENSEMBLE obtuviste un resultado que rezuma autenticidad y se nota el carácter personal e intransferible de tu mano. una arriesgada puesta en escena en la que cabalgaste con toda naturalidad por el jazz, la bossa, el soul, acompañada por una buena dosis de ritmos rotos bajados de tempo, entrelazando sonidos idm, drum’n’bass, música electrónica: ¿Siempre quisiste llevar el proyecto a otro nivel sin caer en la tentación de “hausificar” el jazz como hicieron otros.

Esa era la intención, hacer Jazz y dejar de hacer House.

¿Has pensado en retomar de nuevo el proyecto? y con Javi Pez, ¿ habéis pensado colaborar de nuevo?

Hace mucho que no hablo con Javi. El problema con mucha gente de mi generación es que ya no están por la labor. El panorama de desencanto ha provocado que así sea.

Parece que de momento la vuelta a los clubs y cabinas de DJ va para largo… viendo que la única vía para actuar en formato teatro o pequeña sala, no has pensado en reactivar tu faceta de banda​ .

Lo he pensado, pero lo veo poco factible por el momento.

Que significa para ti el «Festival de Jazz» de Terrassa o lugares como “ Nova Jazz Cava”

Significa felicidad total, un logro. Recuerdo esas actuaciones de forma muy especial.

¿Qué fue Earcloud? Cómo surgió la colaboración artística con Víctor Sol, cuéntanos algo más sobre él.

Lars Muller / Victor Sol fue uno de mis “profes” en lo que se refiere a sintes y me abrió el espectro musical muchísimo. Earcloud fue el resultado de fusionar nuestros gustos musicales y una oportunidad para mi de trabajar “a la antigua” con sistemas modulares. Desafortunadamente, la pista de Lars se perdió cuando él volvió a Alemania pero no pierdo la esperanza en que nos encontremos un día…

Conocemos tu respeto y admiración por Esplendor Geométrico. grupo pionero en los sonidos industriales en España, de trayectoria reconocida internacionalmente. ¿Para cuándo una colaboración con Arturo Lanz y Saverio Evangelista?

Si, es verdad que admiro como se abrieron paso fuera de este país con una propuesta personal y arriesgada y que ha dejado un legado. Pero colaborar con ellos no es algo que me quitase el sueño, más que nada por la conversación que tuve con Arturo en el backstage del APOLO una vez que vinieron a tocar. Fue una fuente de lecciones más allá de la música que aún guardo.

Tu opinión sobre sociedades de autores nacionales…. ¿qué futuro tiene la edición discográfica? ¿cómo ves el mercado? que opinas de las plataformas de streamings ofreciendo como modelo de negocio unos bajos porcentajes de ingresos, ¿lo ves viable?

De la SGAE, prefiero no opinar. No han tenido ni la decencia de ofrecer ayudas en estos tiempos de dificultad. Pero respecto a la edición discográfica, estoy sorprendido del volumen de ventas que aún se mantiene con el vinilo. El formato digital no me interesa tanto, no desde el punto de vista musical, la música es buena de cualquier manera, pero a mi me cuesta mucho gestionar una colección de algo que no es tan tangible como un disco. Mirando mis estantes, puedo hacerme una idea de lo que tengo y puedo encontrar algo para el momento en una selección más o menos finita. Mirar un disco duro de 2 teras llenas de mp3 se me hace mas cuesta arriba.

En 2020 has editado otros cuatro maxis vinilo 12’ en los sellos Propersound, Partout, Bloop Recordings y O.C.D. Además de la reedición en Canela en Surco para principios de 2021. Que sorpresas y proyectos preparas para este 2021, ¿que tienes entre manos que nos puedas avanzar??

La verdad es que en este momento, no hay nada concreto a la vista. Sigo haciendo música cada día, excepto cuando tengo que contestar una entrevista tamaño XXl, jaja (es broma). Justo en estos días me ha informado que el disco “CLASSICS 1994 -1998” se ha agotado en apenas 5 días. Así que estoy disfrutando de esta nube de felicidad un poquito y esperando que en breve podamos salir a tocar y pinchar como todos deseamos.

¿Qué influencia tiene en ti y en tu música el mundo e iconografía Manga?

Buff, inmenso imaginario. Soy un apasionado de la ciencia ficción y cyberpunk, el manga y el anime ha producido muchísimo material desde que el cine dejase de tener interés o buena producción de género. Muchos de los conceptos que ahora vemos en series modernas, están recogidos en el manga / anime hace años, y desarrollados de forma magistral. Solo hay que ver AKIRA o leer BLAME!.

Durante un tiempo colaboro contigo DJ Zero ( Raül G. Pratginestós) ¿hay algún registro musical al respecto? me encantaría poder escucharlo.

Somos compañeros, pero nunca hicimos o grabamos nada juntos.

¿Una sesión para el recuerdo como espectador, y un concierto que recordarás siempre haber asistido?

Garnier Plays Garnier (Sonar 2018)
Riuychi Sakamoto Trio 1996 Concert (Teatre Grec)
El club que más has disfrutado en tu carrera actuando ha sido Dejame decir 3, La Sala Del Cel, Apolo y Moog.

¿Un DJ o sesión que te haya marcado?

DJ Suburban Knight, por decir uno que me viene a la mente. La lista sería larga.

¿Que disco recomendar al lector para su escucha y disfrute?

LFO – Frequencies

Agradecemos el poder charlar contigo esperando que la próxima que nos veamos sea por fin disfrutando de la música en directo

Gracias a ti, un abrazo grande.

Desde aquí queremos agradecer a Alex Martin su tiempo y sinceridad con las preguntas y como no a Canela En Surco por las gestiones