La Chica nos describe en primera persona cada una de las canciones de su flamante disco “La Loba”

Perfectamente podríamos asegurar que la franco-venezolana La Chica ha pasado de ser artista revelación –con aquel álbum titulado “Cambio” o sencillos como “Sola”, remezclado por el respetado Rone– a convertirse en una propuesta imprescindible. Su nuevo disco, “La Loba” (Zamora label), el cual será publicado por fin en España este próximo 12 de febrero, lo constata.

Su sonido es un oasis musical lleno de exploración, cambios y verdad. La esencia y magia de sus ancestros en América latina, versus Belleville (París) y su multiculturalidad. Honesta, urbana y moderna.

En “La Loba” encontramos canciones poderosas, todas con connotaciones muy personales. Sophie Fustec (su verdadero nombre) nos confiesa “se trata de un álbum muy íntimo, lleno de magia y rituales que cuenta las diferentes etapas del duelo después del cambio de dimensión de mi hermano Pablo.” Y es que muy tristemente perdió –al menos de manera física- a su hermano el pasado verano mientras intentaba rescatar a uno de sus fieles perros. Sucedió en México.

La Chica se ha prestado a desnudar con palabras para nosotros cada canción de este nuevo trabajo. Aquí su franqueza.

“3
Es el triángulo que nos representa a mi hermana, mi hermano y yo. Va dirigida directamente a mi hermano, preguntándole cómo es la vida al otro lado y buscando la manera de unir nuestras energías para esparcir las semillas del mañana.

“Agua”
Es un ritual. Le canto al río, para que la corriente se lleve mis penas y mis dolores. El agua es mi elemento, es un elemento mágico que sana. El agua del río me alivia, el agua del mar me regenera.

“La Loba” 
Es mi canto feminista. Un canto de energía que quiero dedicar a todas las mujeres que fueron quebradas por una relación, un marido, una sociedad o un sistema que definitivamente no está hecho para nosotras. Nos quebramos, nos morimos, pero renacemos con un nivel de energía cada vez más alto porque somos poderosas.

“Drink” 
Es un canto para los muertos que aparece en mi primer álbum “Cambio”, que encuentra aquí una nueva profundidad, y al que se acerca con más naturalidad, dulzura, buscando una conexión espiritual a través del trance de los sonidos, de la propia música.

Sol” 
En “Sol”descargo todo mi sufrimiento y lo convierto en fuerza, dejándome rescatada de mi propio dolor y armada para romper las cadenas que podrían sujetar a mi hermano en esta tierra. Es el tema más fuerte para mí. 

“Hoy” 
Es el cierro. La sanación de mi hermano. Nada lo detiene más en esta dimensión. Se puede elevar con tranquilidad y paz. Es un canto de luz. 

Y para terminar os dejamos el video del single «La Loba»