Marshall Jefferson: «La EDM ha blanqueado la escena y dañado a los artistas negros»

Estos días, Mixmag está realizando una encomiable labor de reivindicación de las raíces negras de nuestro sonido con una serie de artículos en profundidad que abordan el tema desde múltiples perspectivas y con firmas invitadas de relumbrón. Una de ellas es Marshall Jefferson, que en su pieza de opinión Why I quit DJing, no solo reflexiona sobre por qué dejó de pinchar, sino. que pone el foco en el auge de la EDM y como esta ha blanqueado la escena dance y dañado a los artistas negros.

El artículo, que puedes leer al completo aquí, incluye pasajes tan interesantes como éste: «El auge del EDM hizo que el poder económico se transfiriera a manos de los blancos, porque solo los DJ blancos están haciendo EDM. Lo mismo sucedió con el rock ‘n’ roll: los artistas negros simplemente no lo hacen hoy, y los artistas negros no hacen EDM».

Luego ahonda en eso del blanqueamiento: «Parece haber una falta de receptividad hacia las instituciones de propiedad negra en la música dance. Y cuando nosotros, como artistas negros, nos involucramos en instituciones blancas, eligen alterar nuestro arte para comercializarlo para una audiencia blanca. Estoy viviendo eso mientras hablamos: siento que mi música está siendo remezclada y blanqueada para vender. La razón es un disco de baile con un sonido más «blanco» que creen que se venderá mejor, lo cual probablemente sea correcto. Por supuesto, nadie es mejor para sonar «blanco» que los artistas blancos reales»

Y respondiendo a la pregunta de por qué dejó de pinchar explica: «El año pasado pinché en un club abarrotado en Ibiza para más de 4000; me pagaron alrededor de 2000 dólares. Descubrí que el DJ que tocaba en un club vacío de al lado ganó 250.000 euros y decidí dejar de pinchar. Anteriormente había pensado que si llenabas un club, te mereces el dinero, simple. Cuando a los chicos les pagan más que a mí por un club vacío, me voy. Eso no fue todo culpa del racismo, fue principalmente culpa mía y de mis estúpidas prácticas comerciales. Pero los DJ negros NUNCA obtendrán tarifas de más de 250k como las que reciben los DJ blancos. ESO es racismo, pero no en el sentido de KKK-odio-a-la-gente-negra; todo está en los números. Los negros son una mala inversión en términos de números porque estamos obteniendo una décima parte de la audiencia».