«Matrix 4» hace pasar una fiesta por un rodaje para sortear las restricciones COVID

La saga Matrix, la célebre trilogía de películas de ciencia ficción escritas y dirigidas por las hermanas Wachowski -Lana y Lilly-:  «The Matrix (1999), «The Matrix Reloaded» (2003) y «The Matrix Revolutions» (2003), se complementará con una cuarta parte que tiene previsto su estreno el próximo mes de diciembre. El rodaje de «Matrix 4» se interrumpió en marzo debido a la pandemia causada por el coronavirus, pero se reanudó nuevamente en Berlín en agosto.

Keanu Reeves y Carrie Anne-Moss en el rodaje de «Matrix 4»

Las autoridades sanitarias alemanas están investigando al estudio berlinés donde se rodó la última película de Matrix después de que se realizara una fiesta para celebrar el final de la filmación a pesar de las restricciones gubernamentales por el COVID-19. La fiesta empezó a las 6 de la tarde del pasado miércoles y finalizó la madrugada del jueves. Unas 200 personas, incluyendo Keanu Reeves y su pareja, la artista Alexandra Grant asistieron a la fiesta. En septiembre ya os explicamos que la pareja visitó la exposición «Studio Berlin» en Berghain: una exposición de arte contemporáneo -limitada y bastante difícil de conseguir una entrada-, los beneficios de la cual iban destinados íntegramente al club para paliar la falta de ingresos durante el cierre por la pandemia. En aquella visita, la pareja continuó con esa imagen impoluta que desprenden. Reeves sigue con esa áurea del «perfecto novio que cualquier madre querría para una hija»: es buena persona, viaja en metro y cede el asiento a impedidos y mujeres, ayuda a cruzar a una viejecita por un paso de peatones, nunca un mal gesto ni una mala palabra, prácticamente a un paso de la beatificación.

Reeves y Grant entrando al Berghain

Esa imagen ejemplar de Reeves podría empañarse -como también la promoción de la cuarta entrega Matrix- por asistir a esa fiesta no autorizada el pasado miércoles. A esas 200 personas las convocaron las productoras de la película, Lana y Lilly Wachowski, organizadoras de la fiesta, que la bautizaron como “Icecream Teamevent”. A todos los invitados se les instó a acudir vestidos como si fuesen extras de la película, en un aparente intento de eludir las normas sanitarias y convertir una fiesta (con DJ, bailarines, espectáculo pirotécnico y comida y bebida a espuertas) en una simple jornada de trabajo. Según Bild, era una fiesta camuflada de rodaje. Una de las asistentes ha declarado: «El ambiente era estupendo. A todos se nos hizo una prueba de PCR antes. Todos teníamos que asistir con mascarilla, pero mucha gente no la llevaba puesta durante la fiesta. Allí no había claqueta, nadie estaba filmando nada y tampoco estaba la directora dando indicaciones sobre nada». Por su parte, Bianca Markarewicz, portavoz del estudio donde de celebró la fiesta, dijo que según las productoras de la película, el equipo de filmación estaba rodando una “escena de celebración donde se cumplieron todas las normas de higiene”. Con anterioridad a este suceso, las autoridades sanitarias alemanas ya tuvieron sus más y sus menos con el equipo de rodaje por las medidas sanitarias que debían cumplir mientras desempeñaban su trabajo. Bajo estas líneas puedes ver un par de fotos del rodaje de «Matrix 4» donde nadie lleva mascarilla ni se guardan las distancias de seguridad entre el equipo técnico.

matrix 4
Rodaje de la cuarta parte de Matrix
Matrix 4
El 22 de diciembre es la fecha prevista para el estreno de Matrix 4