NFT (Tokens No Fungibles), ¿Qué son?

El sector de la industria musical no está siendo ajeno a la fiebre que el arte digital está viviendo con los Tokens No Fungibles (NFT), una revolucionaria y controvertida tecnología que permite a los artistas certificar sus obras como únicas para así revalorizarlas y disparar su precio en el mercado. Hace poco Grimes vendió una colección que contenía canciones exclusivas y arte por valor de 6 millones de dólares a través de una subasta.

☘︎𝔊𝔯𝔦𝔪𝔢𝔰 on Twitter: "Dropping NFTs tomorrow at 2pm EST. enter the  void… "
NFT de Grimes

Los NFT son esencialmente una forma de moneda digital como Bitcoin, excepto que en lugar de un valor monetario, contienen arte, música o incluso algo «único» como una entrada para un concierto. Los NFT en la industria de la música pueden adoptar muchas formas, que incluyen, entre otras, la venta de entradas para conciertos (virtuales y físicos), paquetes promocionales, vistas previas de canciones inéditas, arte y más.

Al contrario de lo que ocurre con las criptodivisas, los NFT no se pueden
intercambiar entre sí, ya que no hay dos NFT iguales: tu carta de un criptogatito es única, como lo es esa obra de arte digital o cualquier otro bien intangible que entra en esta definición. La mayoría de estos «tokens» (que pueden ser monedas, sellos, obras de arte, o criptogatos, por ejemplo) se basan en los estándares de la red Ethereum y de su cadena de bloques. Eso ha permitido que sea fácil operar con ellos a la hora de comprarlos y venderlos, y que servicios como MetaMask o MyEtherWallet (monederos que permiten interactuar con Ethereum) sean referentes en este tipo de transacciones. Además de ello, los NFTs reúnen varias características:

Qué son los NFT y cómo lo usaremos los músicos - CanonJackers

Son únicos: estos activos tienen muchas analogías con las obras de arte, de
las cuales puede haber copias (es aún más fácil hacer copias de obras digitales), pero aquí el propietario puede certificar que es el propietario único y real de la obra original, aunque esta pueda compartirse fácilmente en internet (y lo hace). Es una situación curiosa y un giro al valor que concedemos a las obras de arte físicas y a las digitales.

No interoperables: no puedes usar un avatar/tarjeta de Cryptokitties en
otros juegos similares como CryptoPunk.

Indivisibles: a diferencia de las criptodivisas, los NFT no se pueden dividir
en partes más pequeñas, y tienen un valor completo como entidad o token
completo, sin más. No puedes tener 1/1000 de un criptogatito.

Indestructibles: los datos de un NFT se almacenan en la cadena de bloques a través de un contrato inteligente (Smart Contract), lo que hace que no se puedan destruir, eliminar o replicar.

Propiedad absoluta: a diferencia de la música o el cine, si compras uno de estos bienes su propiedad es absolutamente tuya. No compras una licencia para ver la película o escuchar la canción, sino que ese bien intangible es completamente tuyo.

Verificable: la cadena de bloques hace posible verificar algo que es bastante más complejo demostrar o certificar con temas como el coleccionismo de arte o sellos, por ejemplo: la cadena de bloques mantiene
un historial de quién ha comprado o vendido un NFT y quién es su actual
propietario (absoluto), incluyendo el creador original a quien se compró ese
activo digital en primer lugar.

Una cuestión a tener en cuenta sobre NFT es que los amigos de lo ajeno han
comenzado a poner su punto de mira en ellos. La plataforma de compra y venta de NFT llamada ‘Nifty Gateway’ ha sufrido los primeros robos de obras de arte digitales. Parte de los usuarios han denunciado en los últimos días que sus cuentas han sido hackeadas, ya que se han realizado compras de NFT con tarjetas de crédito sin tener un previo aviso y han perdido los archivos digitales que están valorados en miles de dólares.

Nifty Gateway permite la cómoda compra y venta de NFT a través de tarjetas bancarias en vez de criptomonedas. Los hackers tenían el propósito de ganar dinero a través de la venta de estos archivos digitales y la compra masiva para volver a venderlos después, por consiguiente, el dinero iba a ser transferido a una cuenta bancaria externa. La plataforma de compra y venta afirma que este problema se debe a que los usuarios hackeados no tenían la verificación en dos pasos activada en sus cuentas, permitiendo a los hackers el acceso al correo de los usuarios para entrar a la cuenta de Nifty Gateway.
Solo el tiempo dirá si los NFT son el futuro para la industria musical o bien se trata de (otra) burbuja especulativa.