Rebekah: «Hay depredadores sexuales en NUESTRA escena, y no podemos tolerarlo más»

Al hilo del fallecimiento de Erick Morillo, no fueron pocas las voces que denunciaron que parte de la escena miró a otro lado aún a sabiendas de su actitud nada profesional, de las numerosas historias escabrosas de abuso sexual que rodeaban a la estrella del house. Beatburguer, hemos de reconocerlo, publicó un obituario dedicado al capo de Subliminal, y aunque en él se celebraba su legado musical, no se obviaba su lado oscuro.

El caso es que entonces uno de los posts más potentes fue el que publicó Rebekah, y ahora la DJ británica ha compartido otro en Instagram en el que dice que va a iniciar una campaña contra el acoso llamada #ForTheMusic.

«Después de decidir que me gustaría orientar a la gente para ayudarle dentro de la industria, me ha resultado aparente que me resultaba imposible hacerlo sin ponerme en pie y luchar para que la industria sea un lugar mucho más seguro», dice Rebekah.

Además de esta carta abierta, Rebekah ha iniciado una campaña de Change.org para proteger a artistas, staff y asistentes de las agresiones, y así garantizar espacios de trabajo seguros y otras iniciativas.

Sigue: «Hemos perdido nuestros trabajos, nuestras carreras, nuestra credibilidad y nuestra reputación al hablar alto y claro. Nos han tildado de seres promiscuos que merecen violencia, nos dicen que nuestros cortes y morados no significan nada si se dirigen a aquellos con caras dulces y muchos seguidores. Hasta aquí. Lo hemos intento hacer de manera privada y hemos visto que no nos han escuchado. Hasta aquí.

«Ya no podemos excusar el comportamiento de artistas de alto perfil porque ya no son de alto perfil. Eso es corrupto. Ya no se puede aceptar el acoso sexual, la agresión y la violación. Ni en nuestra cultura, ni en nuestros lugares de trabajo, ni dentro de nuestros clubes, festivales o afterparties. Y si por un momento, amigo mío, crees que no eres tan responsable como yo o cualquier otro de combatir esto y proteger a tus amigos, a mí misma o a los demás, entonces definitivamente no eres amigo de la música. Hay depredadores sexuales en NUESTRA escena, y no podemos tolerarlo más».

Puedes participar en la campaña siguiendo el enlace.