El libro Guinness de los récords, versión DJs

Dj Sumirock Wiki & Bio - DJ
DJ Sumirock: la DJ más longeva del mundo

El libro Guinness de los récords (desde el año 2000 Guinness World Records) se ha convertido en un clásico a la hora de contabilizar y registrar récords extraños. En el Guinness podemos encontrar las gestas de personas que son capaces de hacer complejísimas operaciones matemáticas en cuestión de segundos, ciudadanos que escupen los huesos de las aceitunas a más de 20 metros o sujetos que son capaces de comerse 32 Big Mac en menos de 38 minutos. Hay de todo, como en botica. El mundo de la música electrónica y los DJs tiene su propio apartado. Entre lo trash, lo absurdo y la vergüenza ajena hemos seleccionado estos para ti.

Las sesiones más largas

Tremenda brasa la de algunos. ¿Quién se puede tirar 240 horas seguidas pinchando? ¿Dónde caga esa gente? ¿En una caja de zapatos? ¿En una bolsa del Gadis? ¿No tienen otra cosa qué hacer que estar 10 días seguidos pinchando? Estas son las turras tras lo platos más largas del mundo: 1-. DJ Obi (10 días), Lagos 2016. 2-. Noberto Loco (8 días), Dublín 2014. 3-. Smokin’ Joe Mekhael (7 días), EE.UU. 2012 4-. DJ Hertz (6 días), EE.UU. 2012 5-. Rene Brunner (150 horas), EE.UU. 2011 6-. DJ Alan D (5 días), EE.UU. 2009 7-. DJ Buddy Love (80 horas), EE.UU. 2003 8-. tiNi b2b Bill Patrick (31 horas), EE.UU. 2015 9-. Danny Tenaglia (30 horas), EE.UU. 2007 y 10-. Joseph Capriati (25 horas), EE.UU. 2018.

DJ Obi dio la brasa 240 horas tras la mesa de mezclas

DJ Obi descansaba 5 minutos cada hora, una hora cada 12 y solo podía repetir track cada cuatro horas. Otro requisito que cumplió: siempre hubo al menos una persona bailando mientras pinchaba. Pasó un control médico y tomó vitaminas (según él) durante el evento. El tipo dice que a partir del cuarto día tuvo alucinaciones… Recordamos, en cambio, con cierta alegría en nuestros corazones la brasa que dio Capriati en Miami en 2018 pinchando durante 25 horas seguidas. Miami e Ibiza son dos de los puntos donde hemos visto al italiano dar buena cuenta de platos clásicos de la gastronomía de su tierra tras haber concatenado horas y horas en diversas cabinas. Que no nos falte nunca Capriati. Ojo al saque que tiene.

Capriati degustando un plato típico italiano mientras pincha

La sesión a más altitud

Otro brasas, Paul Oakenfold, estuvo pinchando en una sarao para pajilleros, ricachones y otras gentes de buen vivir que organizó en el campo base del Everest el 11 de abril de 2017. Dos años después, el 3 de abril de 2019, otros ingleses, Genix e Ian Kerr, pinchaban también en Nepal a 5.590 metros de altitud para 20 personas que pagaron por ello, obteniendo así el récord de sesión a más altitud y también el de unos juláis que se han subido a lo más alto a hacer el paripé. No hubo balconing.

El b2b entre Genix e Ian Kerr es el que ostenta el récord de altitud

El club más pequeño del mundo

Tres tipos de Rotherham, Gerard Jenkins y los hermanos Omar y Stephen Robson pillan dos puertas y cuatro maderas de un contenedor y, como si fuese la caseta donde deja tu tío Paco la azada en el huerto del pueblo construyen el club más pequeño del mundo, el Club 28. Dos metros de alto, 0.92 de ancho y con una profundidad de 1.53 metros se asemeja más a un poly klyn de los que vemos en cualquier festival que a un club. Cuando entras, en vez de encontrar el regalo flotante que te ha dejado la anterior persona que ha entrado, te encuentras dos platos, un mezclador y luces. Se estrenó en el Carnaval de Rotherhan y se cobró medía libra para entrar mientras se turnaban dos DJs a los platos. Mientras ostentan el dignísimo galardón del club (móvil) más pequeño del mundo pues por lo menos no están robando coches por la calle o traficando con pequeñas cantidades de hachís en la puerta de un colegio.

Parece un Poly Klyn pero es el club más pequeño del mundo

El tipo que ha asistido a más festivales en un mes

Otro inglés en la pole del Guinness: Greg Parmley se comió 26 festivales en un solo mes. Del 24 de junio al 23 de julio de 2011 recorrió 13 países para asistir a los siguientes festivales: Glastonbury, Hard Rock Calling, Graspop Metal Meeting, Rock a Field, Pennenzakkenrock, Werchter, Summerjam, Rheinkultur, With Full Force, Rock or People, Malta, Pohoda, Balaton Sound, Exit, Metalcamp, Garden Festival, Umbria Jazz, Moon and Stars, Montreux Jazz, Gurtenfestival, Live at Sunset, Paleo Festival Nylon, Secret Garden Festival, Redfest, ATP I’ll Be Your Mirror y High Voltage Festival. Cuando notes cansancio en la segunda jornada del Sónar de noche, cuando quieras descansar un rato en el Festival Paraiso acuérdate de Greg Parmley. Campeón.

Most music festivals visited in one month
Greg Parmley asistió a 26 festivales en un solo mes

La DJ más vieja del mundo

Sumiko Iwamuro -aka DJ Sumirock- tiene 84 años y una energía inusual para su edad. Después de ir a una academia para aprender a pinchar se volcó totalmente en el mundo del DJ. Antes de la pandemia se le podía ver pinchando no en residencias de ancianos, no: en los clubs del Barrio Rojo de Tokio. Iwamuro dice que su sueño es ir a Nueva York algún día para poder seguir su carrera como DJ profesionalmente. Mira como pincha esta venerable anciana en el vídeo que te mostramos a continuación.

DJ Sumirock: la DJ más anciana del mundo

El DJ más joven del mundo

3 años tenía Oratilwe AJ Hlongwane -aka DJ Arch Jnr- cuando revolucionó Internet en 2015 participando en»South Africa’s Got Talent» y mostrando una destreza impropia de su edad tras de los platos. Cuando cumplió 5 años se llevó el récord mundial de DJ profesional más joven cuando le contrataron para pinchar en un bar en Johannesburgo en 2017. Había más de 100 personas en la pista. Un crack, un fenómeno, un jefazo y todas esas cuñadeces que se dicen en estos clasos. Atentos al vídeo.

DJ Arch Jnr: el DJ más joven del mundo

La bola de discoteca más grande del mundo

En 2014 Nile Rodgers de Chic desafió al fundador de Bestival, Rob Da Bank, a crear la bola de discoteca más grande del mundo para su actuación en el festival. Dicho y hecho: con 2.500 mosaicos con espejos, (que ocuparían más de un kilómetro si se pusieran enfila) Rob da Bank encargó la creación de esta gigantesca bola que permaneció suspendida durante cuatro días en el festival. Desconocemos el paradero de la bola en la actualidad…alguien la tendrá en su casoplón.

La bola de discoteca más grande del mundo